Cómo dejar de odiar los lunes

Nunca he odiado los lunes, aunque recuerdo que sí eran todo un tema cuando era estudiante y después de un fin de semana de locura había que volver al trabajo y a la escuela, pero desde que soy freelance he aprendido a disfrutar de los lunes también. Hoy les quiero compartir algunos tips que pongo en práctica para lograr comenzar la semana con mejor actitud, porque creo que comenzarla sin ánimos o con la palabra “odio” de por medio es como programarnos a empezar mal, a no disfrutar de los días que vienen y vivir en el engaño de que sólo los fines de semana son deliciosos.

Cómo dejar de odiar los lunes

1. Utiliza una parte de tu fin de semana para descansar

A pesar de que me gusta la vagancia procuro dedicar al menos medio día del fin de semana para descansar, ya sea del sábado o domingo, y con descansar me refiero a no hacer nada o a actividades que no requieran mucho esfuerzo y me hagan sentir bien, como quedarme en la cama viendo alguna película o leyendo libros y revistas, hacerme una manicura casera, tomar una siesta o pasar horas en Pinterest buscando inspiración. El punto clave aquí es que hay que aprender a descansar, trabajar en casa no es descansar, y tampoco lo es andar de reventón, date tiempo para que tu cuerpo y mente se relajen, así los lunes no te agarrarán cansado del fin de semana.

2. Comienza tu lunes haciendo algo que amas hacer

Si lo que te molesta de los lunes es volver a la rutina del trabajo, ¡cámbialo! Haz algo que te fascine hacer los lunes por la mañana, así te levantarás con más ganas por la emoción de hacerlo y comenzarás con actitud positiva la semana. Si es necesario que le levantes más temprano para hacer tiempo para tu actividad favorita, házlo, prometo que valdrá la pena. Yo algo que amo hacer es planear y tomar café en la cama (dork!), así que después de que suena mi la alarma preparo café y me regreso a la cama a revisar la agenda de la semana, hacer listas de lo que necesito llevar a cabo y disfrutar de mi bebida favorita en todo el mundo.


Do what you love


3. Levántate llamando a tu persona favorita

¿Qué mejor manera que comenzar el lunes que con una buena plática? Haz el propósito de marcarle los lunes antes de comenzar tu día a tu mejor amiga, novio, tía, mamá o la persona con la que más disfrutas platicar, será un súper boost de energía para tu lunes. Solo asegúrate de hacerles saber que les llamarás a X hora si tu wake up time es muy temprano, a nadie le gusta que lo despierten antes de tiempo… ¡menos en lunes!

4. No agendes reuniones de trabajo en lunes

Este consejo tengo implementándolo desde que comenzó el año con el fin de tener control sobre mis lunes y de comenzar la semana sin la presión de atender a otros o andar apurada en el tráfico, me ha funcionado de maravilla porque puedo iniciar la semana sin estrés adicional y a mi ritmo, sin quedarle mal a nadie. Trato de seguir esta regla todos los lunes, aunque a veces he tenido que ser flexible por las agendas de otros, en esos casos procuro agendarlas lo más tarde que puedo.

5. Emprende un nuevo reto o propósito los lunes

Eso de “el lunes comienzo” no es tan malo como algunos dicen, en cambio, comenzar un nuevo reto, propósito o hobby en lunes puede ser la motivación que necesitas para iniciar con el pie derecho.


You can do it!


¿Tú cómo le haces para no odiar los lunes?